martes, 16 de febrero de 2010

Nunca imaginé tener un familiar presidenciable


Jaime Araújo Rentería, candidato a la Presidencia


Yo nunca escribo ni me meto en política porque ni se ni me gusta, pero ayer era un día muy especial para la familia y por orgullo personal.
Ayer lunes 15 de febrero de 2010, asistí como invitado por el jefe de prensa y a nombre del Candidato Presidencial Jaime Araújo Rentería a la inscripción de la candidatura a Presidente de las país del Sagrado Corazón de Jesús en la Registraduría. Quién lo hubiera imaginado, creo que mis tíos por parte de papá nunca pensaron que una persona de su descendencia aspirara alguna vez a un cargo tan público como es el ser Pde del país. En fin, Jaime no solo ha sido magistrado de la corte constitucional, con muchos logros y aciertos empezando por defender algunos derechos olvidados de la mujer y pensando además en la gente que más necesita de que en este país se cumplan las leyes para todos.






Ayer por ejemplo estuve en la inscripción de la candidatura y quien lo acompaña en su formula de gobierno y aspirante es la bugueña Ana María Cabal,muy recordada y conocida en la región del Valle del Cauca. Yo nunca había asistido a un acto de tal magnitud ni mucho menos me ha había oído un discurso de un aspirante presidencial, ni mucho menos le había dado la mano a un candidato presidencial pero ayer lo hice y lo hice por dos razones: una, porque es de la familia, el aunque es primo mío en segundo grado, es decir, que su madre era prima hermana mía y la otra por simple pantalla, porque uno se la tiene que dar. Y digo que nunca había oído con tanta atención un discurso, porque la verdad la mayoría de discursos son faranduleros y leguleyeros, entonces, me daba algo de pereza escuchar, pero ayer fue diferente no solo porque se trataba del único político de verdad de la familia sino porque Jaime ha sido el gestor de muchas leyes que protegen a la mujer como mujer y como madre, como poseedora de la responsabilidad de llevar en su vientre a un hijo deseado y Jaime fue ponente de una ley que protege en realidad, también habló algunas verdades de Uribe, porque toca darle palo al de turno.
En general la reunión muy amena, acompañada además de nuestra medallista mundial María Isabel Urrutia, que ayer estaba esplendorosa y muy apersonada de su papel como defensora de las negritudes.