viernes, 12 de marzo de 2010

Este 14 de marzo

Este 14 de marzo hay que votar por el mejor postor
Cada 4 años se me vuelve la vida un ocho porque hay que salir a votar por cualquier payaso que esta en la palestra pública, este año no tengo afortunadamente ningún voto amarrado pues este año voy a votar por todo el mundo. A continuación mis preferencias:

martes, 9 de marzo de 2010

Es problema de azúcar

Es problema de azúcar dicen...!!!


El domingo pasado (7 de marzo de 2010) me levanté antes de las 7:00 am con el firme propósito de hacer ejercicio, me alisté como siempre lo hago, hice algo de ejercicio previo por recomendación médica, llené la carimañola con un delicioso squash tropical y me dispuse a enfilarme por la calle 53 rumbo a la carrera 7a y proseguir hacia el norte como es mi costumbre cada domingo. No me lo van a creer pero desde la carrera 13 hasta la carrera 7a. lo hice de un solo envión, como quien dice la cosa pintaba bien. Tenía la llanta de atrás con poco y pagué honrosos $500 pesos por un poco de estabilidad. Me dirigí a una velocidad creo yo de 6o km/hora, es mi velocidad regular. Había de todo y para todas las miradas, si me dió mamera ver tanto aviso de políticos y personas en ese plan. En fín vivimos en un país democrático y hay que aguantarse el varillazo cada 2 o 5 años según la votación.


Fuí hasta la calle 147 con av 9, me regrese, vi un poco de futbol en una parada que hice a la altura de los tanques de la av 9 (calle 145), luego pase por la calle 140 y pensé porque no soltarme un poco y probar mi estabilidad, eso hice y lo venía haciendo bien, pero a la altura de la calle 122, no se que paso, perdí totalmente el equilibrio, me fui de GETA CONTRA EL PLANETA, lo más triste es que mi dentadura voló en mis narices, sentía interiormente que no tenía dientes, que mi cara estaba raspada, me salía sangre de todas partes, no sabía a ciencia cierta que pasaba, el caso es que una de las auxiliares de la ciclovía se me acerco junto con un compañero, los dos me levantaron del piso, me hicieron abrir la boca y solo me faltaba un diente que a decir verdad estaba tan enbobado por el golpe que no se me ocurrió buscar en donde fue a parar tampoco, estaba mareado por la caída y por los golpes, no sentía mi boca y mucho menos los dientes. Le pregunté a los pelaos que si tenía la cara raspada y me respondieron que no, eso me tranquilizó, también pregunté por mi boca si la tenía reventada y ellos no decían nada eso me tranquilizó, me hicieron morder una gaza con agua oxigenada para prevenir posible hemorragia, eso hice, mi preocupación siempre fue la estética, me hicieron un vendaje en la mano izquierda (afortunadamente sin fractura), esa sangre se perdió, pero no habia lesión según la opinión de los auxiliares.


Llegué con mucho esfuerzo a mi lugar de residencia muy adolorido, no lo comenté con nadie, solo lo tuve que hacer con mi hermana maria v, porque me pidieron un telefono fijo y era el que me acordaba en el momento, lo hice por comodidad y porque había tenido con ella más contacto anterior. Lo hice por si la llamaban para que no se fuera a preocupar de más. Llegué pues a mi casa, me bañé, me vestí y me fuí a urgencias del hospital san ignacio de la javeriana (es mi lugar de urgencias según mi eps), allá estuve más de 4 horas entre espera y espera, luego me atendieron y la médica que me atendió dictaminó que tenía aplastada la cara, me miré como cincuenta veces en un espejo y no tenía ningun aplastamiento (médicos modernos), en fín, el caso es que me hicieron 2 radiografias de la cara izquierda, dos de la derecha, 2 cada antebrazo, 2 de cada mano, dos intercostales por cada costado, mejor dicho me hicieron de todo y eso me pareció responsable.


Me recetaron Nexopren y Acetaminofen, los estoy tomando y sigo en tratamiento.


Luego el lunes 8 de marzo me fui de urgencias odontológicas para saber como habían quedado mis maxilares, no hay lesión afortunadamente, pero el 18 de marzo tendré valoración con un especialista restaurador y con una periodoncista. Esperemos que el golpe económico no supere mis espectativas.


Bueno lectores sigo con historias de la vida real, gracias a quienes día a día me leen por sus comentarios a mi mail.


Carlos M. Rentería.