viernes, 3 de septiembre de 2010

Heritro Aféresis

Ayer fuí a donar sangre como de  costumbre, pero fue especial por dos razones: una porque se cumplían 6 años de la muerte de mi madre y dos, porque soy altruista y para mi donar sangre es mucho más que dar sangre por dar. Lo hago por convicción.

Esta vez me propusieron un sistema nuevo que se llama Heritro Aféresis que es algo así como separar los glóbulos rojos, blancos y el plasma y desechar lo malo de tu sangre, ellos se quedan con los glóbulos rojos y con el plasma y a tí te devuelven tu sangre limpiecita, mejor dicho te la lavan, sin embargo fui un poco más allá e investigué científicamente el procedimiento.

Heritro Aféresis
El recambio plasmático terapéutico es la extracción de un volumen variable de plasma del paciente y su sustitución por una solución de reposición, ya sea plasma fresco o cualquier otra solución que mantenga el volumen y la presiónoncótica del paciente. Su valor terapéutico estriba en eliminar determinadas sustancias patógenas o en aportar masivamente algún componente plasmático deficitario.3 Se ha utilizado para:

o Extracción de aloanticuerpos: trasplante de células progenitoras hematopoyéticas ABO incompatibles, presencia de anticuerpos HLA pretrasplante, anticuerpos anti-Pl en la púrpura postransfusional.

o  Extracción de autoanticuerpos: en la miastenia gravis (anticuerpos contra receptores de la acetilcolina), en síndrome de Goodpasture (anticuerpos antimembrana basal).

o   Extracción de inmunocomplejos: lupus eritematoso sistémico, crioglobulinemias.

o   Extracción de mediadores inflamatorios. 

o  Extracción de toxinas exógenas: intoxicaciones, envenenamientos.

o  Extracción de proteínas monoclonales: mieloma, macroglobulinemia de Waldenström.

o  Extracción de un componente plasmático que se produce en exceso: lipoproteína de baja densidad, colesterol, enfermedad de Refsum.

o  Aporte de un componente especial del plasma: púrpura trombocitopénica trombótica.

Hace como 5 años yo había donado plasma con la misma entidad (Fundación Hematológica Colombia) y esa vez perdí el conocimiento por unos minutos, me dió susto y no volví a hacerlo, pero ayer era un día único y tenía la voluntad.
Esta vez tengo que esperar seis meses para volver a donar como lo venía haciendo, pero la verdad fué rápido y muy seguro, a parte que estaban superpendientes de mi salud y una médica (por demás muy bonita).

lunes, 30 de agosto de 2010

Caminatas por solidaridad


Este año estuve participando como espectador en la caminata de la solidaridad, pero uno se pregunta como es eso, son personas que somos de alguna forma solidarios con los demás, o sea, que apoyamos sin recibir nada a cambio y esta mujer que es Doña Nidia Quintero es una de las pioneras y creadora de la caminata en la cual participan artistas de los novelones de moda en la televisión, los cantantes que más suenan en la radio, modelos y reinas como el caso de la Señorita Colombia y sus princesas y virreinas, todas muy lindas por cierto, danzarines y danzantes del carnaval de Barranquilla, algunos ballets de Cartagena con una negrota impresonante (y para ser honesto me fascinan las negras grandotas y con esos cuerpotes que cualquier blanca peliteñida envidiaría), pero lo que no me gustó en este año fue la no presencia de las chicas águila, porque puedo ser en cierta forma muy solidario, pero las chicas águila son un bocado de cardinale como dirían los más osados, esta vez, no las ví o estaban escondidas o salieron vestidas. Mejor dicho estas mujeres personalmente pagan la boleta.

Algo que siempre caracterizará a esta serie de eventos es el gentío tan impresionante que se dá cita para asistir, se van desde la abuela, hasta la señora que le dá pecho al chino miemtras coge el otro pelao con la mano y carga el coche donde está el tercero, es más esta vez no solo ví familias enteras de padre, madre, hijas e hijos, tías y tíos, sino con el  perro porque no hay con quien dejarlo.

Otra cosa mamona es que hay unos que van a quien nadie los toque, es decir, se van para un evento a que mirame y no me toques, un evento que es más familiar que cualquier cosa, van los intocables,  que no permiten que nadie se les acerque y los toque y si eso sucede corre uno el riesgo de que le metan la mano, en fin.

Esta vez no estuve en la cra séptima sino que como sabía que la caminata bajaba por la calle 63, pues me fui luego de almorzar para la calle 63 con 20, no había mucha gente y había orden.

El otro año me cercioraré que estén las chicas aguila para que pagen la boleta.