lunes, 25 de octubre de 2010

Un fin de semana pa' las que sea papáááááá

El fin de semana pasado estuve en el teatro ECCI de Bogotá, viendo a mi parecer a uno de los mejores comediantes que hay actualmente en la ciudad, se trata del ñero de sábados felices que se conoce con el artístico de Gerly Hassan en un stand comedy que ha llamado Wath ever father o su traducción al español Pa' las que sea papá. Esta semana se me dieron las cosas porque tengo una suerte muy buena para ganarme cosas y esta fue una de esas casualidades. Quería ver el espectáculo a como diera lugar y el viernes 22 ya tenía las boletas (un pase doble) para ir el sábado muy a las 8:00 pm a divertirnos como enanos. Invité a mi amiga Marcela que conozco desde hace más de un año y que le dije en alguna oportunidad que el día menos pensado me iba a levantar las boletas para el show y que la llevaría para que nos riéramos y se me dieron las cosas (como dicen los jugadores de futbol) y quedé como un príncipe.

El espectáculo fue en el antiguo teatro El Dorado de Bogotá en la Calle 17 con 4a. ahora esto se llama el teatro ECCI, que es nada más ni nada menos que un teatro de un tecnológico y lo alquilan a particulares para eventos, pero que belleza de teatro por dentro y por fuera eso parece uno como jolibud, jajajaj.

El stand comedy es uno de los géneros humorísticos que más de moda se ha puesto en mi país Colombia, muchos humoristas se la ganan utilizando este tipo de espectáculos y Hassan no era la excepción. El tipo lo lleva a uno a diferentes escenarios de la vida cotidiana nacional, lo pasa a uno por las diferentes épocas que uno vivió cuando era más joven hasta las épocas actuales, luego vienen las clases de ingles a lo ñero y remata con un bailoteo al estilo costumbrista que va desde la lambada, pasa por el meneaito y sin escapar los discos famosos de los hispanos y pastor lopez que dieron mucho de que hablar y rumbear por los años 70's y 80's. En fin nos divertimos, pasamos una noche diferente y como lo dije quedé como un príncipe y lo mejor con una inversión mínima porque Marcelita se portó como toda una dama.