lunes, 2 de mayo de 2011

Matrimonio de Maria Fernanda y José Camilo

Cuando existía el periódico familiar en donde algunos escribíamos algunos párrafos para recrear el ambiente y la mayoría se encargaba de leer o releer, estamos hablando de abril de 2009, en ese editorial del periodico No. 6 es su cabezote se consignaba esta frase "Un viejo insoportable es lo que queda de alguien que se hizo viejo soportando a los que ahora no lo pueden soportar. Mario Sarmiento", luego más adelante aparecía el editorial que empezaba de la siguiente forma:
....Mi tío Carlos me sugirió que hiciera el editorial de Notirenterías de esta edición. En un principio le dije que me gustaría pero que no sabía si tenía tiempo. Pues bien, decidí hacerlo con unas palabras muy sencillas y muy concretas. En todos los momentos en los cuales pienso en Mafe, me acuerda de la cerveza águila, no porque me gusta la cerveza (que dijeron… “el borracho”) sino porque “… es ella, mi número uno”, la mujer de mi vida y con la persona que quiero compartir mi vida. Al pasar el tiempo, he quemado etapas, vivido momentos y disfrutado situaciones de la vida que las esperaba o no. Pienso que muchas veces las mejores son aquellas que no se esperan, no se presienten, no se sospechan ni se planean las cuales le dan luz y sentido a la vida. Así me pasó con Mafe, un ángel que llegó a mi vida sin esperarlo ni buscarlo; de un momento a otro me atrapó con su mirada, su sonrisa y su forma de ser.

Es así, que hemos decidido casarnos por lo civil el 30 de abril de este año y por lo católico a mediados del año entrante, para el cual espero que asistan todos.

A todos mil gracias y espero verlos pronto.

María Fernanda y José Camilo.

Luego yo hacía un pos-editorial en la siguiente forma:
Sin duda el acontecimiento del año es el matrimonio de José Camilo y María Fernanda, es para mi un honor escribir algunas palabras dado que múltiples ocupaciones tanto de él como de ella impiden en cierta forma escribir. Yo le pedí permiso a José Camilo para hacer esto y el sin vacilar me lo concedió.

José Camilo es una persona especial no solo para mí sino para muchas personas anónimas de la familia, la razón salta a la vista, bastante consentidor no solo hacia sus padres sino hacia su pareja y algunas personas que gozamos de ese privilegio.

Cuando supe del matrimonio de José Camilo sentí dos sensaciones una de mucha alegría porque uno de mis sobrinos especiales se casaba y otra de mucha tristeza porque mi mamá soñaba con este momento. Porque dirán ustedes si nuestra madre, suegra, abuela no tenía preferencias por nadie ni por hijos ni por nietos, es verdad y me consta que la mamá Alicia no tenía preferencias pero ella habló muchas veces conmigo y con otras personas acerca de la alegría que le daría ver como su familia se organizaba, eso le sucede a unos y a otros, no es preferencia de parte de la abuela simplemente es cuestión de raza, de el sentir de madre ver a todos los integrantes de la familia en cierta forma organizados y eso lo decía mi mamá. Ella soñaba mucho con unos y con otros y como sería la vida de ellos en el futuro, eso lo transcribió en algunas palabras que posan en un escrito que en su poder tiene Ximena, ustedes dirán como me enteré yo de lo que pensaba mi mamá, pues no me enteré simplemente estoy deduciendo porque ella siempre lo decía y en ese momento en Melgar yo imagino que ella escribió esto que estoy relatando.

De mi parte para José Camilo y María Fernanda un abrazo de tío y de amigo si cabe la palabra en este momento, pues a los amigos uno les desea lo mejor y que se unan a personas que realmente los llene, los apoye en los momentos duros de la vida, porque lo que viene de ahora en adelante son momentos de comunicación, de mucho respeto y de mucha comprensión, tolerar a los demás y a su propia pareja son la base de una relación estable y duradera. De mi parte repito muchas pero muchas felicidades y si el día de mañana me necesitan en las buenas y en las no tan buenas recuerden que siempre estará ahi.
Carlos M. Rentería

El sábado 30 de abril de 2011, un año exacto se cumplió con el matrimonio católico, muy asistido por las familias Botero Martínez de María Fernanda y Renterías Logreiras de José Camilo y unos invitados amigos de lujo y el infaltable entre la milicia bóveda de acero con el ingrediente final que fue el golpecillo en la "cola" a la novia por el último sable.

Para este servidor en este blog es un honor no solo escribir sobre este evento sino dedicado el día de hoy a uno de mis sobrinos más queridos, queridos por muchas razones, que las he dicho a pecho abierto desde muy jóven, en mi afortunada relación cercana hacia él y que las dije en ese entonces (hace un año) y las digo ahora porque es mi sobrino más querido y siempre lo será, no solo lo he dicho a sus papás sino también se lo dije a él y a su esposa cuando los abracé a las 4:40pm al final de la ceremonia religioso y lo volví a hacer en la reunión delante de su mamá y su esposa.