martes, 7 de febrero de 2012

Un turupe en mi cabeza


Con un aviso como este me encontré en días pasados en el sector de chapinero, me pareció extraño y más bien raro que en la mitad de un andén esté colocado un aviso y no como lo dicen las especificaciones técnicas de cualquier ciudad, uno asumiría que los avisos están más cerca de la calle por donde pasan los carros que en la mitad de un andén, ese fue mi caso nunca imaginé que me iba a golpear la cabeza con un aviso colocado arbitrariamente en la mitad de un andén, pero que esté el aviso en la mitad de una cuadra no es el problema el problema es que los avisos de la ciudad están colocados en la mitad de los andenes no donde deberían estar al filo del andén para que los conductores los vean, en este caso el conductor tiene que parar para poder ver el aviso con claridad. 

Me rompí la cabeza, iba con mi hermana y ella se asustó más que yo pues yo no sentí nada, mejor dicho, lo sentí pero como no vi la chamba (en mi país decimos la chamba para describir el roto en la cabeza) pues no me asusté mucho, pero si había un poco de dolor. El caso es que en un restaurante del sector me regalaron algo de hielo y eso bajó el chichón, turupe, etc. 



Bueno el caso es que me deje el destapado el sitio donde está la herida, procurando que sane más rápido. Algún amigo que sabe del caso me comenta que demande al tránsito, la verdad me dá como pereza, pues hace unos años me caí en una alcantarilla de la empresa de teléfonos hice una denuncia y para colmo de males la abogada de la entidad se me vino encima con el pretesto de que el bruto era yo. Por esta razón es mejor dejar las cosas así.

Como dicen por ahí son los golpes de la vida.


Yo en ese sitio colocaría este aviso, no dice nada pero dice mucho