lunes, 14 de mayo de 2012

Spartacus, una serie fuera de serie


Creo que igual que algunos me ví Spartacus algo tarde, digo tarde porque la serie ya ha terminando la tercera temporada y yo hasta ahora la termino de ver. Pero quien en realidad fue Spartacus, según la historia fue un guerrero de las filas romanas que se sublevo a su Pretor Gaius, un hombre lleno de odio y una persona desalmada que iba de pueblo en pueblo, arrasaba a todos los habitantes, no le importaba ni los niños ni las mujeres ni mucho menos las personas de edad. 

En la primera temporada Blod and Sand - Sangre y Arena de 13 capítulos Spartacus empieza la historia siendo un guerrero, de nombre Draco, casado con una linda mujer de nombre Sura hija de un prominente comerciante y que debido a su admiración y gusto por el guerrero romano decide casarse con él. La guerra separa a Sura de Spartacus y éste es vendido a un instructor de gladiadores de Capua de nombre Quintus Batiatus. 

Los treces capítulos tratan de como Draco pasa de un buen guerrero con una vida en pareja con su esposa y sus sueños, a convertirse en uno de los mejores gladiadores de la casa Batiatus. 

Pero que sucede alrededor de Spartacus en esta temporada, varias cosas: Cuando guerrero siempre fue un hombre libre y de un momento a otro es vendiddo como esclavo por sublevarse ante el Pretor Romado Gaius, su enemigo casado por conveniencia con una linda mujer hija de un senador romano. En esas épocas los gladiadores eran ofrecidos a las mujeres de las casas como una demostración de hombría, a Spartacus por un desafortunado error le toca la mujer del pretor Ilithya. Spartacus siempre fue engañado por su amo Quintus, lo convence de seguir siempre y cuando éste le ayude a encontrar a su mujer, más tarde se entera que entre el Pretor y Batiatus han matado a su mujer y esto enfurece más al gladiador, lo cual hace que frague la rebelión de los gladiadores. 

Al final de la temporada se unen los gladiadores más importantes de la casa Batiatus: Spartacus, Crixus, Oenomaus, Agron, Gannicus y forman un ejército de gladiadores que en un principio destruyen la casa Batiatus matando a todos sus integrantes, su amo El Dóminus, su esposa embarazada de Crixus, sus amigos y algunos guerreros romanos. Luego se enfrentan a los guerreros en los alrededores de Capua comandados por el Pretor. 

En la segunda temporada Gods of the Arena - Dioses de Arena de 6 capítulos uno pensaría que es la continuación de capítulo trece, osea la rebelión de Spartacus, pero no, es el inicio de la casa Batiatus, en ese tiempo a Spartacus no se le oía nombrar, quien mandaba en la casa era un corpulento hombre de nombre Gannicus, más tarde lo hizo Crixus y así nació la casa lanista (instructor de gladiadores) Batiatus, los excesos, porque no solo eran entrenadores de gladiadores sino que se encargaban de conseguir mujeres para entretener a los senadores, a los magistrados y a los hombres ilustres de Capua. La casa Batiatus era un sitio de entretenimiento total. 

Para la tercera temporada Vengeance - Venganza de 10 capítulos que he visto a pedazos y que hoy termina, Spartacus junto con Crixus se ha convertido en líder no solo de esclavos libres a la fuerza sino de cuanto enemigo del régimen romano establecido por el insensato de Gaius. Acorralado queda uno no solo al ver la serie en su final, sino que queda la incertidumbre de que pasará en la cuarta temporada que según sus directores se empezará a rodar en el 2013.

Quién puede ver o no ver la serie. No es un programa fácil de ver, porque las imágenes son muy directas, son reales, unos primeros planos muy crueles, las relaciones entre parejas son por conveniencia, ya sea por la dote o por puestos dentro de la sociedad, los gladiadores a parte de ser unos hombres rudos y fuertes, son personas de baja sociedad, excepto Spartacus que era un hombre con educación. Mucho sexo, mucha muerte, mucho desenfreno de todo tipo, mejor dicho quién crea que esto es lo más parecido a una novela épica está totalmente equivocado, puede ser una novela épica, de historia pero con unos ingredientes diferentes. Hay que tener criterio para verla y entender la historia, pero esto sucedió en realidad y me tiene encarretadísimo, ya la termine y con ganas de ver la cuarta temporada, pero hay que esperar al 2013.