viernes, 19 de abril de 2013

Aladdin, El Musical



El viernes pasado asistí a uno de los espectáculos más bonitos que haya visto, el musical de Misi y la puesta en escena "Aladdin" con Sebastían Martínes un actor de los buenos, fuera de eso canta y  para completar: baila y la princesa interpretada por María José Camacho, desconocida para mí.


Cuando entré al teatro Colsubsidio me sentí como en los grandes teatros de las importantes ciudades del mundo.  Este teatro es muy parecido al teatro Colón, la diferencia es que éste es más pequeño en volúmen y tiene menos sillas en espacio. Pero igual el espectáculo pintaba bien. La localidad: Balcón, que es el sitio más próximo al escenario, no a todo el mundo le gusta, en cambio a mi si me gusta porque  se ven los artistas desde arriba, además se dá cuenta uno de todo lo que sucede atrás del escenario. Mi compañera de salida, esta vez fue mi hermana Clarita que apenas llegó a la localidad balcón le dió vértigo, si es verdad, para una persona que le tenga temor a las alturas es complicada la cosa, ella le solicitó al coordinador que la reubicara y así pasó, le dieron una localidad en el primer piso. 

Antes de empezar el espectáculo miré al rededor y habían unas poleas que salían del techo y de los lados, me fascinó, porque pensé que de pronto desde la altura iba a pasar algo fantástico. En cambio las personas que están en los pisos bajos tienen que mirar para arriba, yo en cambio lo tengo de frente, esa parte me gustó. Empieza el espectáculo contando entre canciones y diálogo la historia de Aladino y la lámpara maravillosa, un clásico del cine infantil llevado a musical, los cantantes, actores y bailarines, de lujo, la verdad conocía como tres o cuatro porque salen en la televisión o en el teatro, pero otros que son de escuela, porque el espectáculo de María Isabel Jaramillo, la directora tiene una escuela de arte, donde se preparan mujeres y hombres desde muy temprana edad, desde niños y con el tiempo llegan a los grandes escenarios como el del viernes pasado, para que personas del común y corriente como puedo ser yo u otros, le admiren y le aplauden por tan magno espectáculo.  

Mirando el programa uno vé a más de 50 actrices y actores en escena, todos cantan y todos bailan, pero solo uno grupo de unos 15 artistas actúan, es decir, desde el comienzo se destacan los amigos de Aladdín y el genio de la botella y las damas de compañía dela princesa. 
El remate de la obra, excelente, estaba en uno de los puestos privilegiados: El vuelo de la alfombra, para eso estaban las poleas, el efecto bien hecho, parecía como si el personaje en realidad volara.

En general el espectáculo me encantó: el vestuario muy fastuoso, la música excelente, los efectos especiales y los cambios de escenografía muy profesionales, todo el musical como para repetir. En otras palabras de ahora en adelante haré lo posible por ir a nuevos espectáculos musicales.