miércoles, 15 de mayo de 2013

Pluma Blanca con Debra Pagegt y Robert Wagner



El domingo después del desafío Africa que por demás me pareció muy bueno, me ví una de las mejores películas de indios: White Feather o Pluma Blanca con un buen reparto de lujo de la época: Robert Wagner, John Lund, Debra Paget, Jeffrey Hunter.  Pero de que se trata la película, pues no es más ni menos que la lucha por territorios, al ejército norteamericano le dán la tarea de que negocie con varias tribus de indios la paz y los territorios en tierras de Wyoming donde habitan indios apaches, cheyennes, navajos, etc. Es de el género de películas que más me gustan, las de vaqueros y con el ingrediente que me fascinan, los indios renegados con sus arcos, sus flechas, sus caballos y lo mejor: sus mujeres hermosas y guerreras.

No puede faltar el vaquero osado (Robert Wagner) que se lanza a atravesar la línea de tierra infectada de indios de todas las clases y de todos los colores, montando a pelo pelao sus caballos espectaculares y éste tipo con ganas de ahorrar tiempo, busca un atajo demasiado peligroso, al punto que inteligentemente desafía a los guerreros y sale airoso en su primera prueba de fuego. Llega tiempo después al campamento del ejército americano.  Este personaje es el pilar de todo el tema de la película: la paz.

Como siempre aparece en escena el infaltable e inmamable personaje que para él, todos los indios son la peste pero que se los tiene que aguantar porque su reacción hace parte del plan del ejército, si él falla todo el proceso puede fallar. Además tiene una hija espectacular que se enamora del vaquero osado.

Y faltaba el jefe indio con hijos atravesados a él, con un casi cuñado igual de guerrero y enamorado de la hija del jefe y ésta sin corresponderle. El vaquero llega donde están asentados los cheyennes por una rara amistad que ha surgido entre él y los jefes indios. Allá el vaquero osado conoce y se enamora perdidamente de la india, (magistralmente interpretado por Debra Paget, una de las mujeres del cine clásico del oeste). ella también le corresponde.

La película en sí se desarrolla alrededor del capitán del ejército, el vaquero, la india y los jefes indios: cinco personajes, cada uno con sus propios interéses y sus propias historias. Como suele suceder el jefe indio firma la paz pero tiene que salir del territorio. Uno de los hijos renegados no acepta las condiciones y decide enfrentarse solo al ejército tanto él como el cuñado son abatidos en el enfrentamiento. De otra parte la india se involucra demasiado con el vaquero, se firma la paz y ellos se enamoran y después de un tiempo se comprometen y se casan. La historia dice que ellos tienen un hijo que años después ingresa al ejército americano.

Me encanta la película porque tiene todos los ingredientes que me fascinan: los indios, los guerreros, las luchas de ambos bandos, las hermosas indias con sus largas cabelleras, los vaqueros con su osadía.

De regalo, le dejo el film completo: dos horas de plomo a la lata, indios, guerreros, vaqueros y mujeres espectaculares. Si quiere ver la película completa... lo invito a que en familia se prepare unas palomitas de maíz y vea una buena película del oeste.