lunes, 5 de julio de 2010

Cuál independencia, 200 años comiendo mierda!!!

El 20 de julio de 2010 se conmemoran 200 años disque de la independencia de Colombia, mi país, el país del sagrado corazón de Jesús porque aquí pasa de todo y se hace de todo y a nadie le importa. No le importa porque ser colombiano no es cualquier cosa, ser colombiano es expresarse no sólo libremente y no esperar que los demás los critiquen a uno sino hacerlo, de frente sin pena. Cuando digo 200 años comiendo mierda es la forma coloquial de darle a entender a la gente que cuando se habla de independencia debería uno remontarse a la historia porque la realidad actual es otra totalmente diferente, aquí pasamos de una independencia a una total dependencia. Si sigues con atención esta crónica te mostraré porque la razón del título del artículo.

Como todos sabemos Colombia mi bello país limita al norte con Panamá y mar Caribe, pero resulta que cuando se cantó por allá en el año 1810 el grito de independencia en ese entonces el Canal de Panamá nos pertenecía y resulta que por los negocios chimbos de los gobernantes de la época lo perdimos por guebones. Al oeste se dice que limita con Venezuela y Brasil, pero si vamos medir con regla y a anotar con lápiz el vecino chavista a hoy se ha tragado una gran porción de mi país y acá ningún gobierno hace nada. En cuanto a Brasil que también lo limita, en Colombia a parte de personas que he conocido del Amazonas más bien tarareado, nadie habla portugués, en cambio en Europa los habitantes de los países hablan italiano, francés, inglés, alemán, algunos catalán y unos cuantos euskera. También se dice que limitamos al sur con Ecuador y Perú, lo único cerca que tenemos de esas costumbres es la mano de indios importados que vé uno en Silvia (Cauca) o en la frontera con Pasto, pero acá nadie habla quechua. La historia y la geografía también cuentan que tenemos dos mares pero la verdad a parte de los que hemos recorrido al país por mar, como es mi caso, que fui de la marina, nadie sabe nada del mar, si uno le pregunta a una persona de Ibagué o de Neiva, o de cualquier municipio alejado de los mares, que cree o que piensa de los mares, lo sabe porque se lo dieron en la televisión pero por lo regular no lo conoce y a parte de lo que cuenta la historia solo sabe que existe Cartagena por las reinas el 11 de noviembre y por el Castillo de San Felipe Santa Marta por el reinado del mar, del pacífico dirán que Gorgona porque allá por los años 80's existía una cárcel donde los bandidos más peligrosos hacían cama en ese lugar. De San Andrés y Providencia ni se diga, saben porque en cada rincón de nuestro país existe un rincón de esas islas, pero no exactamente por su gente, su raza, sus costumbres sino porque en cada chuzo donde se venden y compran productos, existen otros tantos traídos de contrabando de las islas, o porque la pareja de moda del barrio, vereda o municipio se fue a pasar su luna de miel. Pero de resto el país sabe que los tiene allí pero en teoría en la práctica no los disfruta.

También la geografía habla de que tenemos 3 cordilleras que van de oriente a occidente del país, cada escenario con parques naturales, vegetación, flora y fauna, ríos, riachuelos, represas, nevados y montañas que disfrutan desafortunadamente el cáncer que ha invadido al país durante más de 50 años: la insurgencia. Diversidad de climas que van desde el más frío en las sierras nevadas hasta el más caliente en las zonas costeras. Yacimientos de metales a cielo abierto y en minas. Diversidad de flora y fauna en todos los climas, animales salvajes que solo se pueden apreciar en zoológicos y parques naturales, diversidad de razas desde la negra, mestiza, blanca, india y las diferentes mezclas.

Mejor dicho tenemos todo lo que necesita un país para sobrevivir, por esa razón estamos hechos como diría el adagio popular, pero he aquí el escenario para hablar de la realidad, empecemos pues.

No tenemos un Canal de Panamá pero en el escudo si aparece como si fuera nuestro, en 200 años de historia nuestros presidentes que no han sabido sostener el Estado y el pueblo, que no han sabido gobernar para todos sino para unos cuantos, en este momento tenemos relaciones regulares con Venezuela que es nuestro principal importador porque nos compra el 50% de nuestros productos, pero debido a que a nuestros gobernantes les interesa más lo personal que lo grupal, no tenemos como sacar por esa frontera lo que producimos. Hace un par de años por estar detrás de un guerrillero, el presidente ordenó invadir a Ecuador a la berraca y levantarlo a plomo. A algunos colombianos y me encuentro entre ellos, no me gustó ni el fondo ni la forma, porque eso es meterse sin permiso a cualquier casa independientemente de lo que allá uno se encuentre. Como quien dice con Ecuador también tenemos problemas de relaciones y esas cosas. Como el vecino de al lado tiene comido a cuento a punta de regalos en petróleo a más de uno, ahora resulta que el presidente de Bolivia vive berraco con nosotros y nunca le hemos hecho nada y el de Nicaragua ahora está reclamando como suyo a San Andrés y Providencia, los Cayos Roncador y Quitasueño, a sabiendas que nunca ha hecho nada por ellos, ni si quiera cuando les pertenecía.

En cuanto a los medios de transporte, somos uno de los pocos países de la urbe que luego de tener el ferrocarril como medio alternativo de transporte desde hace más de 30 años a nuestros gobernantes se les ocurrió la genial idea de sacarlo del contesto nacional. Las carreteras que circundan al país de norte a sur, de oriente a occidente unas en mal estado y otras azotadas por retenes guerrilleros y otros actores del conflicto nacional.

En cuanto a las bases militares, cual independencia!!! ahora resulta que las bases militares de los colombianos, en donde muchos de nuestros militares se han formado, están a manos de personal americano, todo porque a un presidente de los tantos que han metido la pata, se le ocurrió que para tener el tratado de libre comercio en el bolsillo, era justo entregar lo que no es de él sino compartido, el territorio nacional a cualquier precio.

Si uno se remontara a la Constitución del 91, que reemplazó la del 86, en donde se define a Colombia como un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista. Si uno analiza parte por parte de este concepto se dará cuenta si lo asimila bien, que nada de lo que se promulgó 9 años atrás se ha cumplido, por ejemplo:

República unitaria: aquí los gobernantes hacen con el electorado lo que se les da la gana y solo lo tienen en cuenta a uno cuando el pueblo los elige.

Decentralizada: para algunas cosas, por ejemplo el metro debería haberse construído en Bogotá y no en Medellín, metida de pata de Belisario Betancurt que fue presidente 1982, metro que aunque ellos lo disfrutan, lo pagamos el resto de los colombianos.

Demócrata, participativa y pluralista: pues esto tiene que ver mucho con la forma en que se hace la política en el país, cuando se habla de pluralidad, se habla a nivel de partidos políticos, si hay pluralidad, hay participación y hay democracia, pero con un problema de fondo, por pensar en sí mismos no se piensa en el pueblo que es a la hora de la verdad ha quien le afectan las decisiones y por ende es quien vota y elige.

Dice también la historia que Colombia en tiempos de la segunda guerra mundial (1941) rompió relaciones con Japón, Alemania e Italia y en 1942 con la Francia ocupada. Pero también cuentan historiadores que fue uno de los fundadores de la Organización de las Naciones Unidas, convirtiéndose en el país número 51 como miembro fundador.

Si uno compara la historia relatada con lujo de detalles por este transeúnte de la historia a lo que vemos ahora, la independencia grita el mundo americano como diría el himno del país, se daría cuenta que de independientes tenemos poco o casi nada. Hemos sido y seguiremos siendo una nación esperando el perdón y olvido de los demás. Seguiremos esperando que los ecuatorianos nos perdonen por abusivos, que los venezolanos, nos quieran por siempre y nos vuelvan a comprar nuestros productos que con tanto esfuerzo y cariño hemos hecho en las fábricas e industrias, seguiremos siendo la despensa de los países vecinos, con problemas de narcotráfico, trata de blancas, abuso a menores, derechos humanos destruidos o tapados con falsos positivos, militares corruptos, políticos en la cárcel, alto nivel de corrupción.

Cuando las personas hablan de independencia, se habla de independencia como su nombre lo indica y si uno se remonta a un diccionario se diría que independencia es hacer las cosas con plata de uno y uno poniendo las condiciones, pero resulta que Colombia debe plata a la lata, es uno de los países con más deuda externa del planeta, pagamos si, pero deudores también, aquí no hay independencia sino pura y sana dependencia. El concepto también dice que independencia es colocando uno las condiciones, acá no se puede hablar de condiciones que pone el país para hacer lo que se le dé la gana, resulta que quien pone las condiciones son los gobernantes, presidentes, senadores, representantes a la cámara, alcaldes, ellos ponen las condiciones pero de acuerdo a sus convicciones que nunca o casi nunca es con el concurso ni la opinión del pueblo, que es quién los elige.

Para terminar y cerrar con broche de oro este artículo, si vamos a hablar de independencia tendríamos que hacer varias cosas desde hoy hasta el 20 de julio, como quien dice tenemos que hacer en menos de 15 días lo que no hemos hecho en 200 años:

Hacer un nuevo escudo del país porque el actual tiene una serie de cosas que no tenemos por ejemplo, aún aparece el canal que no tenemos, dos cuernos con riquezas que vienen otros y explotan y el producido se lo llevan para sus países, un cóndor que solo hemos visto en las películas y en los libros de la escuela. Con otra combinación de colores mucho más rojo que azul y amarillo, porque si alguien ha sufrido de violencia es el colombiano de a pie, el que sale de su país por que está amenazado de muerte por pensar diferente o porque tiene que alimentar a su familia y debido al alto desempleo que impera en el país y que tiene que salirse a que lo traten o maltraten en otro país.

Mejor dicho es como difícil cambiar de dependencia a independencia, pero lo cierto es que para el 20 de julio de 2010, habrán conciertos en cada rincón del país, en cada colombiano en cada rincón del mundo habrá una celebración y una alegría infinita y para completar la fiesta seguiremos comiendo mierda por el resto de nuestra existencia.

Deberíamos tener un escudo con el sombrero vueltiao, con emblemas de la música de juanes y shakira, con diversidad de razas, credos y religiones.