lunes, 23 de enero de 2012

Ni pensar en cambiar de canal en la tv


Un nuevo año que comienza con muchas sorpresas a nivel personal y profesional, a medida que se estén dando las cosas me tomaré un tiempo para escribir al respecto. Mientras tanto me he tomado el derecho de escribir en este pizarrón acerca de mi impresión sobre un par de muy buenas series que tienen a algunas personas pegadas de la tv colombiana, temas que se habían tocado muy por encima o que otros países han tocado y no de la mejor forma, en esta ocasión los canales privados han puesto en su parrilla La Mariposa que no es ni más ni menos que una serie diría didáctica acerca de como se lava el dinero del narcotráfico en el país, didáctica porque esa serie le enseña a uno en formato cine como es el verdadero negocio ilícito en el país, en forma de serie televisiva nos muestra capítulo a capítulo. 

Luego de que termine la serie de mafiosos en el otro canal está El Laberinto que es la continuación de una serie que causó mucho impacto quince años atrás y que en esa oportunidad la titularon La Mujer del Presidente, es la historia de una individuo que por casualidades de la vida se topa con una conspiración para matar a la mujer del Presidente de una compañía muy importante, él en su inocencia se ve envuelto en el suceso y por descarte resulta preso en una cárcel sin saber nada de nada, allí conoce algunas personas que le ayudan a su convivencia, sin embargo al cabo de un tiempo un grupo le propone que se fuguen del penal, en la fuga uno de los compinches es muerto por un guardia, pero el protagonista sale ileso. Todo esto es llevado al tiempo presente en que la historia se repite pero esta vez el protagonista es víctima de una venganza o en su defecto de una conspiración para matar a su esposa e hija. Uno pensaría que no es indispensable para seguirle el hilo haberla visto años atrás, pues cada personaje hace un recuento de lo acontecido en el  ayer y fácilmente lo transporta a esa cruda realidad.